REDES

martes, 5 de febrero de 2013

FALTAS DE ORTOGRAFIA Y TDAH (CENTRO APRENDER)



Habitualmente nos encontramos en el Centro Aprender con alumnos con una gran desmotivación respecto a la escritura, muchas veces derivada de las repetidas malas experiencias escolares en la que el número de faltas ortográficas de los dictados, redacciones y tareas, les ha llevado a suspender y les ha marcado en rojo todos sus fallos.

Esto queridos padres y madres sabemos que os preocupa y desde el Centro Aprender, somos conocedores de las características de nuestros alumnos (muchos de ellos con diagnóstico de TDH/TDAH) con respecto a este asunto. Así pues, ¡¡manos a la obra!!

    Las faltas de ortografía

Los niños hiperactivos suelen cometer faltas de ortografía, en muchas ocasiones por falta de atención. Para su reeducación debemos tener en cuenta algunas observaciones sobre el aprendizaje ortográfico:

Los adultos no cometemos faltas de ortografía por 2 motivos:

1 Porque tienen buena memoria visual y recuerdan cómo se escribe cada palabra de modo que, si escriben una falta, se dan cuenta porque “les suena raro”
2 Porque aplican las reglas ortográficas Pero ¿qué sucede en el caso de nuestros niños tdah?

El aprendizaje de las reglas ortográficas puede ser útil en algunos casos pero no en todos. Por lo general los niños hiperactivos aprovechan poco las reglas ortográficas que aprenden de memoria. Como sabemos, tienen dificultades en el procesamiento simultáneo de la información y en la automatización de procesos. Cuando realizan un dictado deben pensar en colocar la letra en la línea que corresponde, hacerla legible y no perderse de lo que le dice el profesor. Recordar una regla ortográfica y aplicarla a la vez junto a esos procesos les resulta muy difícil.

     Así pues ¿Qué hacer? ¿Cómo proceder?

Proponemos el material “La disortografía: prevención y corrección” de Rodríguez Jorrín, donde se presenta una lista de vocabulario básico ortográfico. Si el niño domina la escritura de esas palabras básicas dominará probablemente el vocabulario básico de los primeros cursos. Este vocabulario está estructurado en tres niveles según sean más o menos frecuentes:

1 Explicaremos al niño el modo en que el cerebro aprende cómo se escriben las palabras

2 Dicte al niño las palabras del primer nivel varios días, tenga el nivel que tenga hay que empezar por el principio.

3 Ayúdale a corregir la lista mientras escribe las palabras, señala también en las que ha dudado.

4 Pide al niño que cuente todas las que ha escrito bien. Esta parte es MUY IMPORTANTE porque es probable que esté algo desmoralizado y horrorizado de las faltas que ha cometido.

5 Confecciona una lista con las faltas

6 Añade a esta lista de faltas las que el niño ha realizado a lo largo del curso escolar en sus dictados. Así tendrás una lista con sus palabras fallidas sobre las que seguir trabajando

7 Cada día dicte al niño algunas frases formadas con palabras de esa lista (Cuadro modelo)




8 No reevaluaremos al niño hasta que estemos convencidos de que domina la mayoría de las palabras que tenemos en la lista. El único sentido de la evaluación es que el niño se anime al ver que avanza, si no ¿qué ganamos al evaluarlo?
Un niño TDAH tiene que palpar que avanza y que merece la pena trabajar a diario

9 Si el niño comete una falta que ya parecía tener superada, es porque falla su nivel automático y por tanto su ejecución correcta depende de la capacidad de mantener la atención con eficacia (su punto más débil). No haremos nunca comentarios negativos respecto a las faltas en los dictados.

10. ¡Celebraremos el paso de un nivel a otro!




Fuentes: “Déficit de Atención con Hiperactividad. Manual para padres y educadores” Editorial Cepe



Redactado por:  Almudena Cruz 

Maestra especialista en Audición y Lenguaje.
Maestra especialista en Educación Especial. 
Master Atención y Estimulación Temprana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SIGUENOS

SUGERENCIAS


GIRLSPT.COM - Cursores Animados